Cajas fuertes camufladas

Están pensadas para su uso en oficinas o en el hogar, pero por su utilidad en estos ámbitos hemos creído conveniente hacer una selección de cajas de seguridad que pasan totalmente desapercibidas, aportando, con su «camuflaje» un plus de seguridad.

Algunas se ocultan bajo los muebles, en su zócalo concretamente, otras en el suelo, su instalación es más complicada, aunque son ideales para los suelos técnicos que existen en las oficinas. También hay modelos de cajas de seguridad que se ocultan bajo la apariencia de ser otros objetos como enchufes o rejillas de ventilación.

Son ideales porque nadie se va a detener a buscar una caja fuerte donde éstas van ubicadas por lo que no son una mala elección para proteger tus objetos más preciados.

Instalación

Algunos de estos modelos requieren de un instalador especializado, sobre todo aquellas cajas fuertes que simulan ser enchufes o rejillas que van instaladas en un muro de obra. Si es obra nueva, basta con tener previsión de dejar el hueco apropiado y rematar con los materiales de terminación del paramento, quedan impecables y son muy difíciles de detectar, por el contrario, si se trata de una reforma o se hace una instalación ex profeso para instalar la caja de seguridad hay que cerciorarse de que el profesional que realice la instalación deje todo el muro con el mismo acabado para que siga siendo indetectable.

Muchos usuarios instalan esas mismas cajas fuertes ocultas tras enchufes o rejillas en los muebles, para ello crean un segundo fondo interior en el mismo material en que está fabricado el mobiliario, para ello basta tener unas nociones de bricolaje para obtener buenos resultados.

Igualmente pasa con las que van incrustadas en el fondo de los muebles, precisan de un mecanizado en la base del mueble y un falso suelo que se colocará sobre el original. Las cajas de seguridad que se colocan bajo los muebles quedan ocultas por el roda-pie o zócalo del mueble, estos modelos se colocan fácilmente en muebles de cocina.

Las cajas de seguridad para suelos se suelen instalar, sobre todo, en oficinas en las que hay un suelo técnico instalado, estos suelos tienen como característica que van sobre-elevados sobre el suelo original para facilitar el paso de todo tipo de conducciones y cableado, suelen ser modulares por lo que la caja fuerte se instalaría en uno de esos módulos, quedando posteriormente cubierta por la moqueta o terminación que tenga el espacio.